29 ene. 2015

BALCÓN DEL ADARVE: DESTINO GASTRONÓMICO EN PRIEGO DE CÓRDOBA

Paseo de Colombia, 36


Seguro que muchos echabais en falta reseñas sobre restaurantes de otros puntos de la geografía cordobesa. Desde luego nuestro blog-revista estaría incompleto sin su presencia. Y es curioso, porque ya hemos salido fuera de nuestros límites con nuestras “escapadas sibaritas”, pero no habíamos viajado al interior para conocer otros lugares más allá de la capital. Así que, decididos a poner remedio, nos ponemos manos a la obra y arrancamos nueva sección: RESTAURANTES POR LA PROVINCIA.

Nuestro primer restaurante protagonista se encuentra en uno de los pueblos más bellos de toda nuestra geografía. Nos referimos a Priego de Córdoba. Esta localidad pertenece a la comarca de la Subbética, al sur de la provincia, zona de gran riqueza natural que cuenta también con interesantes muestras de patrimonio histórico y monumental como es el caso, precisamente, de Priego de Córdoba. Priego alberga una  buena muestra de edificios y construcciones singulares, como la barroca e imprescindible Fuente del Rey, y espacios urbanos en los que merece la pena perderse paseando, como el Barrio de la Villa, de indiscutible parecido con la Judería de la capital, o el llamado Balcón del Adarve, paseo-mirador que se extiende por una terraza natural que ofrece estupendas vistas a las huertas del Río Salado y las sierras de la Subbética. En uno de los extremos de este paseo se encuéntrale establecimiento del mismo nombre en el que hoy nos detenemos: MESÓN-RESTAURANTE BALCÓN DEL ADARVE.


A pesar de tratarse de un espacio relativamente joven – nace justo con el nuevo siglo –, responde en su estilo a las líneas propias de un restaurante clásico. Desde su entrada, donde inscribe su nombre en forja, hasta el interior donde campean la madera de su mobiliario y carpintería, el suelo de barro, las artísticas lámparas de los techos o la ornamentación con platos cerámicos y cuadros con escenas paisajísticas o bodegones. Y esa ambientación se refleja igualmente en el servicio y, como no podía ser de otra manera, en su carta basada en el recetario tradicional – con alguna excepción – en la cual no faltan guiños a la tierra donde nos encontramos.

El local que ocupa el establecimiento se distribuye en dos alturas. Bajado un pequeño tramo de escaleras desde la entrada, accedemos a un primer salón de ambiente y decoración algo más informal donde se encuentra la zona de barra y una terraza exterior con vistas a las sierras. Tras bajar un segundo tramo, accedemos al salón principal, mucho más ornamentado y donde se disponen amplias mesas elegantemente vestidas. Por cierto, que el espacio superior, y dentro de ese ambiente menos formal, dispone de una opción de “tapeo” en esa misma línea – carta Gastro Balcón – a base de tostas, diferentes tipo de croquetas y pequeñas raciones. Con precios bastante comedidos – entre 3 y 5 euros – constituye una alternativa ciertamente interesante para conocer el lugar.

 Entrada al Mesón Restaurante Mesón del Adarve

Y centrados ya en lo gastronómico, nos detenemos en la carta del restaurante. En ella cabe decir que prima sobremanera el producto destacando algunos grandes pescados y nobles piezas de carne. No se trata puramente de un asador, pero dentro del notable nivel general, las carnes asadas es lo que más valoramos. No faltan tampoco las chacinas de ibérico y quesos curados, hortalizas y verduras como corresponde a una zona de huertas – entre ellas las tradicionales collejas de Priego que se presentan esparragadas – y algún marisco de las costas andaluzas. No podemos dejar de mencionar el producto de Córdoba, sobresaliendo, entre las carnes antes mencionadas, la ternera del Valle de los Pedroches, el queso de Zuheros y por supuesto el AOVE – aceite de oliva virgen extra – de la Denominación de Origen Priego de Córdoba.

Con más detalle, os mostramos dicha carta para este 2015:

Entrantes:

- Crema de salmorejo cordobés, con huevo y jamón
- Ensalada de queso fresco de Zuheros con vinagreta de mango
- Milhojas de bacalao con naranja
- Ensalada de gulas con langostinos y vinagreta de tomate y ajo
- Paté de perdiz hecho en casa con aceite de oliva virgen extra
- Berenjenas en tempura con miel de caña
- Esparragado de collejas con huevo escalfado y jamón
- Revuelto de morcilla de arroz con calabacín, salsa de piquillos y patatas
- Sartenada de patatas, jamón y foie
- Croquetas de boletus y foie

Pescados:

- Lomo de bacalao confitado en aceite de oliva virgen extra
- Lomo de salmón al cava con mostaza de eneldo
- Tataki de atún rojo
- Lomo de atún rojo a la plancha

Carnes:

- Rabo de toro a la cordobesa
- Solomillo de vacuno de la tierra de Córdoba con foie fresco a la plancha
- Lomo de vacuno del Valle de los Pedroches (al peso)
- Solomillo de cerdo ibérico al Montilla-Moriles
- Canelones de carrillada ibérica gratinada con parmesano
- Presa ibérica marinada y a la plancha
- Magret de pato con higos al brandy
- Chuletitas de cordero lechal a la brasa

Postres:

- Carne de membrillo de Zagrilla y queso fresco de la Subbética
- Leche frita con helado de vainilla
- Tarta de queso con frutas del bosque
- Derretido de chocolate caliente con crema de Baileys
- Aroma de Sevilla
- Semifrío de té verde y limón con pistachos
- Flan de higos al Pedro Ximénez
- Surtido de postres

Fuera de esta carta es habitual que el restaurante nos ofrezca también algunos platos a modo de sugerencias del día. Y mencionar que también dispone de bodega que merece la pena ojear si queremos acompañar nuestra comida con alguna botella de vino.

En nuestra visita, para la hora de la comida, éramos seis personas. Ocupamos una mesa en el comedor principal que, como antes mencionamos, esta en planta inferior.

 Mesas en el Balcón del Adarve

De inicio compartimos tres entrantes que resultaron sensacionales: de la carta el “Revuelto de morcilla de arroz con calabacín, salsa de piquillos y patatas” y de las sugerencias que nos proponen nos decidimos por el “Pulpo braseado sobre crema de patatas” y “Gamba blanca de Huelva a la plancha”. Jugoso el revuelto y tierno el pulpo a pesar del calibre de la pieza. Le faltó el punto exacto a la gamba para poder desprender la cáscara con mayor facilidad, pero no es menos cierto que tenía un sabor excelente e intenso. Sin salir de la gamba mencionar que el plato – algo desordenado por cierto – contenía algunos puntos con una mahonesa con sabor a su “coral” y que nos sorprendió gratamente.

 "Revuelto de morcilla de arroz con calabacín, salsa de piquillos y patatas" en el Balcón del Adarve


 “Pulpo braseado sobre crema de patatas” en el Balcón del Adarve


 “Gamba blanca de Huelva a la plancha” en el Balcón del Adarve

Para los platos principales nos centramos en las carnes. Bien conseguidos los puntos cocción pedidos para las carnes de vacuno asadas, estando además tiernas y jugosas. Uno de los solomillos lo pedimos sin foie mientras que el otro llevará micuit, alternativa que nos ofrecen al no disponer de foie fresco. En la misma línea positiva estuvieron el “Magret de pato” y las “Chuletitas de cordero lechal". No podemos dejar de mencionar el buen sabor del “Rabo de toro a la cordobesa”, también jugoso y cuya carne se desprendía con total facilidad del hueso.

"Solomillo de vacuno de la tierra de Córdoba con foie" en el Balcón del Adarve


"Solomillo de vacuno" sin foie en el Balcón del Adarve

 
 
 "Lomo de vacuno del Valle de los Pedroches" en el Balcón del Adarve


 "Chuletitas de cordero lechal a la brasa" en el Balcón del Adarve


 "Magret de pato con higos al brandy" en el Balcón del Adarve


 "Rabo de toro a la cordobesa" en el Balcón del Adarve

Para los golosos, decir que el apartado de postres es otro de los puntos fuertes de la carta con recetas de toda la vida y de elaboración casera. Probamos la “Leche frita con helado de vainilla”, la “Tarta de queso con frutas del bosque”, el “Aroma de Sevilla” – pastel de chocolate con aroma a azahar –, el “Flan de higos al Pedro Ximénez” y las “Gachas con crema de almendras” – éste último postre fuera de carta -. Todos aprueban con nota alta, aunque echamos de menos los “Piononos de Santa Fe”, presentes en la carta de años anteriores.

“Leche frita con helado de vainilla” en el Balcón del Adarve


“Tarta de queso con frutas del bosque” en el Balcón del Adarve


“Aroma de Sevilla” en el Balcón del Adarve


“Flan de higos al Pedro Ximénez” en el Balcón del Adarve


 “Gachas con crema de almendras” en el Balcón del Adarve

Una botella de agua, un refresco y ocho tercios de cerveza completan la cuenta que ascendió a 180,9 euros, lo que está dentro de la media por comensal del restaurante que se encuentra en torno a los 25 - 30 euros.

En definitiva, un restaurante donde lo gastronómico es sobresaliente y que por si sólo merecería la visita, aunque hay que reconocer es que esta algo alejado de la capital cordobesa, curiosamente en la misma medida que lo está también de las capitales de Jaén y Granada o incluso de la Costa del Sol. En cualquier caso, y vengamos de donde vengamos, la mejor opción quizás sea planear una jornada de visita a la localidad para disfruta de todos sus atractivos naturales y monumentales, y cuyo complemento perfecto en lo gastronómico podría ser recalar en este restaurante.

Por último, felicitar el nivel conseguido por Fernando Zurita, quien regenta el restaurante, y que además lo mantiene presente casi de manera constante desde su apertura en las principales guías gastronómicas y publicaciones especializadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario