19 ene. 2013

VISITAMOS FRIDA, ANTOJITOS MEXICANOS: COCINA MEXICANA

ESTE RESTAURANTE CERRÓ SUS PUERTAS


Ronda de Isasa, 6

 



















La búsqueda de lugares en Córdoba donde degustar comida de otros paises y culturas, nos lleva en esta ocasión hasta “FRIDA, ANTOJITOS MEXICANOS”, un pequeño restaurante que abría sus puertas en 2011.

Su nombre nos hace referencia a dos figuras representativas de la cultura mexicana: por un lado Frida, por la pintora Frida Kahlo, personalísima artista cuya imagen se ha convertido en los últimos años en un autentico icono del país; y por otro lado los “antojitos mexicanos” que es como se conoce a los platos sencillos y populares de la cocina del país azteca.

El nombre en si es una declaración de intenciones, pues eso es lo que nos ofrece este lugar, la comida mexicana popular o al menos un trocito de ella. Acostumbrados a locales más cercanos a la cocina Tex-Mex, este pequeño restaurante intenta alejarse de esa etiqueta y busca autenticidad.

La cocina tradicional mexicana es sin duda una de las más populares y extendidas a nivel mundial. Tal es su dimensión, que el 26 de noviembre de 2010 fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Una distinción que ahora nos sonará mucho ya que es precisamente el mismo reconocimiento otorgado recientemente a la “Fiesta de los Patios Cordobeses”.

Hablar de manera resumida de la cocina mexicana no es nada sencillo por la gran diversidad de productos que son base de sus platos - o “platillos” como allí también se les conoce - y porque como ocurre en nuestro país, cada región posee sus propias recetas y tradiciones gastronómicas. Aún así podemos decir que la base de la cocina mexicana son el maíz, el frijol y el chile, aunque otros rasgos como el colorido, los aromas o los fuertes sabores también distinguen de manera inequívoca a la cocina de este país. Hemos mencionado al maíz, cuya harina es la base de las “tortillas” omnipresentes en platos esenciales como los tacos, las queseadillas, los sopes, las enchiladas o los tamales. El chile, con todas sus variantes, es condimento imprescindible de numerosos platillos y picantes. El frijol, legumbre por excelencia del país azteca, sirve para obtener por ejemplo los “frijoles refritos” también imprescindibles. Si tuviéramos que hablar de un plato mexicano por excelencia esos serían los tacos. Las combinaciones de relleno para las tortillas son innumerables y dan origen a algunas variantes básicas: tacos al pastor, dorados, de canasta, de birria, etc. Los tacos son además, junto a los tamales, la comida rápida o callejera habitual del país norteamericano. Los tamales son igualmente una tortilla con diferentes rellenos pero que se distinguen al venir envueltos en hoja de mazorca de maíz, plátano u otros. No podemos dejar de mencionar los “moles” que designan casi cualquier tipo de salsa – seguro que os suena el “guacamole”-, pero sin duda el más tradicional es el “mole poblano”. Tampoco podemos dejar atrás otros ingredientes imprescindibles como el jitomate, la calabaza, el aguacate, el nopal, el tomatillo; especias como la pimienta de Tabasco, el achiote, el epazote u otros heredados como el clavo, el cilantro o la canela; carnes de pollo, cerdo o res - como llaman al vacuno -. Por último decir que existen también innumerables dulces típicos con la base del azúcar de caña, pastas de frutas, cacao y semillas de algunas plantas dando como resultado chocolates, dulces de leche, borrachitos, palanquetas o los populares merengues.

Después de este viaje gastronómico, nos adentramos en el local que es motivo de este artículo. Este se encuentra en Ronda de Isasa y a pocos metros de otro local que fue motivo de otra de nuestras visitas: AMALTEA. Como dijimos en su momento, esta zona se encuentra en pleno auge lo que ha dado y esta dando lugar a nuevas aperturas de negocios. El número 6 acoge este pequeño establecimiento: apenas seis mesas en su interior aunque con el buen tiempo se puede disfrutar de algunas mesas más en el exterior. Nada más entrar, una pequeña cocina a la izquierda, una diminuta barra enfrente y la pequeña sala con mesas a la derecha. El interior es tremendamente colorido y la figura de Frida Kahlo, a modo de icono, esta presente por todas sus paredes: destaca sin duda la pintura mural con la imagen de la pintora frente a las ventanas. También encontraremos otros motivos decorativos tradicionales como la Virgen de Guadalupe, la bandera del país o algún sombrero mexicano entre otros. Hablamos de un lugar sin duda dentro del tipismo que cabe esperar de los restaurantes de esta temática.

Acudimos entre semana y lo cierto es que sólo están ocupadas tres mesas durante la noche incluida la nuestra. El ambiente es distendido y la música del grupo Maná pone fondo musical a nuestra conversación. El servicio es atento y nos ayudan en todo momento a elegir los platos y explicándonos en que consisten.

En cuanto a la cocina, como antes decíamos y como también nos explicaron sus responsables, trata de alejarse de la cocina Tex-Mex, aunque no siempre lo consiguen como ahora comprobaremos. La autenticidad se encuentra más en las preparaciones e ingredientes, estos últimos casi al 100% autóctonos. El alejamiento de la variante Tex-Mex no es total como mencionábamos y así encontramos algunas referencias típicas como los archiconocidos “nachos”, “fajitas” o los “burritos”. Por cierto, no queremos decir aquí que los platos Tex-Mex sean cocina que debemos despreciar en su totalidad: nos pueden encantar este tipo de platos pero sería deseable que nos vendieran éstos como lo que son realmente. La gastronomía tradicional mexicana esta reconocida internacionalmente y no debe abusarse de su prestigio.

Volviendo a la cocina de FRIDA, ANTOJITOS MEXICANOS, por supuesto destacan la variedad de tacos que nos ofrecen, por los que nos decantaremos durante la cena, pero también las quesadillas o enchiladas.

Os mostramos a continuación la carta, y las descripciones que encontramos en ella, correspondiente al pasado mes de noviembre 2012:

Entrantes:

Guacamole (“acompañado con totopos” el mejor de Córdoba y sus alrededores)
Supernachos (“totopos, 2 quesos, 2 picantes, maíz, bacon, pollo y toque secreto”)

Ensaladas:

Pajarita (“lechuga, pollo, maíz, cebolla, salsa blanca”)
Xóchid (“base de lechuga con verdura a la plancha”)

Quesadillas (en tortilla de trigo con queso):

Queso
Champiñón
2 quesos “mozzarella y cheddar”
Chorizo
Cuitlacoche (“hogo del maíz, sabor peculiar”)
Jamón de york
Gringa (“en tortilla de trigo con queso y carne picosita”)
Sincronizada (“tortillas de maíz con jamón Cork y queso, fritas bañadas en frijoles y nata”)

Tacos Dorados:

Plato con 3 sabores diferentes (consultar rellenos del día). Se sirven con lechuga, nata y salsa picante.

Picositos:

Jalapeños rellenos (“chile relleno abrazado con bacon”) (preguntar rellenos del día)

Enchilada verde:

(“Rellenas de pollo, bañadas en salsa verde y queso”)

Encabronadas:

(“Tortilla de maíz con queso bañada en salsa muy picante con queso”)

Tacos (seis por plato y con opción de añadir o quitar ingredientes):

Fajitas de pollo (“pechuga de pollo con pimientos y cebolla”)
Chori-queso (“chorizo con queso fundido”)
Adobada (“carne de cerdo adobada, acompañado de cilantro y cebolla”)
Arrachera (“ternera con pimientos y cebolla”)
Nopal (“cactus con verduras”)
Tacos de temporada.

Burritos y/o Barrototes:

Deshebrada (“ternera con pimiento verde, cebolla”)
Frijoles (“judías pintas machacadas con queso”)
Verduras (“según gusto”)
Pollo (“pechuga con cebolla, maíz y queso”)
Mixto (“cualquier carne mas 3 ingredientes”)

Chimichanga Chingona:

Pollo (“queso Cheddar , pollo y cebolla”)
Ternera (“pimiento y carne picada”)
Verdura (“”)

Cervezas marcas mexicanas Coronita o Pacífico.
En nuestro caso nos decantamos por unos “Supernachos” – podéis comprobar que no despreciamos un plato Tex-Mex si nos gusta – , y dos platos de tacos: primeramente con ternera adobada, nopal y cebolla; en segundo lugar, y según nos recomiendan, unos tacos al pastor con cerdo adobado, cebolla, cilantro y piña. Los tacos se sirven además acompañados de dos salsas: una verde de tomatillo y una roja más picante con chile chipotle. Ambos platos de tacos son de lo más tradicional. Como bebida tomamos un refresco y una cerveza marca Pacífico. No lo habíamos mencionado, pero la cerveza mexicana es también muy reconocida a pesar de quedar oculta por bebidas más identificadas con México como el tequila o el mezcal. Regresando a la cena, decir que precisamente los “nachos” nos gustaron pero hay que reconocer que no nos sorprendieron. Pero si lo hicieron los tacos, sencillamente excelentes y plenos de sabor. Las tortillas de maíz y los adobos combinados con la suavidad del nopal por un lado, y cilantro y la piña por otro, nos hacen disfrutar de la cena y apreciar esa autenticidad de la que os hemos hablado. El precio medio apenas estará en torno a los 15 euros por persona y las cantidades abundantes. La relación calidad precio resulta por tanto más que conseguida. Mencionar que no hubo sitio para postres o cócteles típicos, como las margaritas que también podéis pedir.

En conclusión, un lugar desenfadado y en absoluto sofisticado, pero de trato sencillo y amable donde degustar platos más que interesantes de la cocina mexicana y a buen precio. Sin lugar a dudas merece que lo conozcáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario