12 dic. 2019

CASA PEPE SANCHIS: SUERTE DE ARROCES EN CORDOBA

Avenida Virgen de los Dolores, 2





 

















Córdoba, lugar agraciado en tantas cosas, lo es también gastronómicamente al contar con platos que son emblema y excusa para su visita y disfrute. Pero la buena suerte es caprichosa y se alía con nuestra ciudad al contar, desde hace un buen puñado de años, con un vecino muy especial, culinariamente hablando. Nos referimos a José Sanchis Llorens, valenciano, de Manises para más señas, cuyo experto trabajo en arroces desarrolla con su familia en la arrocería CASA PEPE SANCHIS. De este modo, y añadido a nuestro granito, de arroz en este caso, a través del Perol Cordobés, más popular a nivel local, nuestra ciudad se convierte en referencia nacional e internacional por un plato bastante alejado geográficamente como la Paella Valenciana y los arroces en paella en general. Justificación que sumamos para la visita del turista y por supuesto para el disfrute de los propios cordobeses.

 Exterior de Casa Pepe Sanchís

El buen trabajo es constatable degustando la comida de esta casa, pero bien es cierto que la fama del establecimiento le ha llegado en los últimos años de la mano de los premios -mejor paella del mundo en 2016 y varios pódiums en el prestigioso Concurso Internacional de Paella de Sueca- y de su presencia en el portal de la asociación Wikipaella, iniciativa cultural independiente que divulga y promueve los valores de los arroces y del emblema gastronómico de Valencia: la paella. Esta guía online pone en valor lugares de todo mundo donde se elabora una auténtica paella valenciana de calidad, con una alta presencia de establecimientos de la Comunidad Valenciana, pero contando también con restaurantes en Estados Unidos, Colombia, Italia, Holanda, Alemania y ya en España, principalmente en Madrid, pero también en Murcia, Cuenca, Jaén y por su puesto en Córdoba con Casa Pepe Sanchís.

La dirección actual es el resultado un reciente cambio de domicilio que les ha supuesto moverse unas cuantas decenas de metros en la misma vía, la moderna Avenida del Aeropuerto, enclave donde vienen sirviendo sus arroces desde hace años. Como curiosidad, la localización exacta que ahora ocupan los ha llevado hasta hacer esquina con la llamada calle Virgen de los Dolores, lo que a su vez les ha acercado casualmente a un bar mítico: La Cigala del Sur. Un establecimiento de barrio que goza de gran popularidad entre los cordobeses por sus espectaculares flamenquines, pero eso es otra historia.

 Detalles del interior de Casa Pepe Sanchís

A pesar de la gran afluencia de comensales y de llenos habituales, especialmente los fines de semana, la arrocería muestra aun esa pátina de los sitios nuevos. No pretenden ganarnos por el espacio en sí, que no destaca especialmente ni por su innovación en la decoración ni por una llamativa ambientación. Pasa por ser un espacio suficientemente amplio, luminoso y funcional. Solo podríamos destacar unos cuantos detalles que nos recuerdan a paisajes valencianos, sus tradiciones y fiestas, y como no el mundo del arroz y las paellas.

 Más detalles de la decoración de Casa Pepe Sanchís

Abierto al público únicamente en horario de comida, realizar una reserva es una cuestión esencial, especialmente en fines de semana y días festivos. En nuestro caso, llegamos con alguna anticipación, cuando no son muchas las mesas ocupadas, pero el lleno en salones y terraza acabará siendo absoluto -y con gente esperando- para cuando nos marchamos. 

Es costumbre en este tipo de establecimientos especializados en paellas y arroces el indicar anticipadamente el tipo de arroz que se desea degustar. Se trata de garantizar una mejor organización en cocina y un mejor servicio al cliente. Casa Pepe Sanchís sigue esta práctica de la que nos avisaron al realizar la reserva. Hasta la misma mañana del día tu visita puedes indicar el tipo de arroz que tomarás. 

 Servicio de mesas en Casa Pepe Sanchís

Os mostramos a continuación unas imágenes de la carta extraídas de la página web del establecimiento. Solo mostramos la parte dedicada a los arroces, la auténtica especialidad de este restaurante y razón fundamental para visitarlo, más allá de poder probar otros platos.

Carta de arroces de Casa Pepe Sanchís en 2019

Los tipos de arroces se acercan a la treintena entre secos y caldosos. Desde una paella valenciana para puristas, con pollo, conejo, judías verdes, caracoles o garrofón, a las clásicas con marisco, con pollo, mixta o a banda, pero también con bacalao, pulpo, rape o pato. Sin olvidar el arroz negro, la fideuá y un guiño cordobés que descubrimos en la paella de rabo de toro. Los caldosos, aunque en número menor, gozan igualmente de variedades clásicas, como el archiconocido arroz con bogavante, y de otras más novedosas como el de perdiz, el de costillas, boletus y langostinos o el de presa ibérica.
Y para los que no deseen arroz, hay algo más de carta que ofrece algunas carnes que incluyen solomillos de cerdo o ternera, rabo de toro o lágrimas de pollo para los más pequeños. También pescados como el bacalao, pez espada o dorada. 

Pero volvamos a nuestra visita. Con la reserva -seríamos cinco a la mesa-, elegimos dos tipos de arroces diferentes, uno caldoso y uno seco: el clásico “Arroz Meloso con Bogavante” y la “Paella de Señoritos Mixta”. Al reservar también indicamos las raciones que en nuestro caso fueron tres de cada tipo de arroz.

 “Paella de Señoritos Mixta” de Casa Pepe Sanchís


Tras unos veinte minutos aproximadamente en los que la mesa se fue llenando de servicios de pan, de la bebida que habíamos pedido y de unas aceitunas para picar, por fin llegó el arroz seco. Por cierto, que ese tiempo de espera es muy importante ya que, aunque pueda tenerse preparado el caldo con anterioridad, es completamente necesario que el arroz se cocine en el momento. Y así fue como la paella ocupó el centro de mesa. Con el irónico nombre de “Paella de Señoritos Mixta” degustamos la clásica paella de pollo y marisco -calamar, gambas, mejillones-, libre de cualquier hueso o cascara, para todos aquellos que quieren disfrutar de un arroz sin impedimento alguno y sin mancharse lo más mínimo. Para eso, un nuestro caso, ya tendríamos el arroz con bogavante. Dicho esto, el arroz resulto un éxito para todos los que estábamos en la mesa. Todos los ingredientes aportaban el toque de sabor que conformaba una paella de gusto redondo y acta para cualquier paladar. Contaba además con una perfecta cocción del grano y con ese tomo bajo típico de las paellas en Valencia. Conclusión, un valor seguro de entre las opciones de la carta.


  “Arroz Meloso con Bogavante” de Casa Pepe Sanchís


Tras retirar la paella, de la que no quedó absolutamente nada, en apenas unos minutos llegó el “Arroz Meloso con Bogavante”, la opción más clásica y conocida de los arroces caldosos. Receta rodeada en otro tiempo de glamur por el precio del marisco con el que se prepara y le da nombre, pasa por ser hoy en día un plato bastante más popularizado y accesible. Casa Pepe Sanchís lo presenta en una olla alta de elegante color negro, acompañado de toda la instrumentación necesaria para extraer toda la carne del bogavante y, por supuesto, el necesario kit de limpieza. En boca, sabroso y con un pronunciado sabor a mar, resultado de la cocción con caldo de pescado y la lógica aportación del bogavante. Una apuesta con la que es difícil fallar y que fue toda una oportunidad para disfrutar nuevamente.

 Puding con helado de Casa Pepe Sanchís

 Tarta de natillas y galletas de Casa Pepe Sanchís

Tarta de Santiago de Casa Pepe Sanchís

 Tarta de whisky y café de Casa Pepe Sanchís

A pesar de que el arroz fue el gran protagonista de la comida y motivo fundamental para visitar este restaurante, no podemos olvidar el momento del postre. Tras recitarnos las opciones disponibles, fundamentalmente tartas de elaboración propia, según nos indican, nos decidimos a probar las tartas de whisky y café, galleta y natillas, de Santiago y un puding con helado. Porciones generosas que pusieron el colofón dulce y perfecto a nuestra visita. 

Y tras el disfrute culinario, vino una cuenta de 157,1 euros. Para entenderla mejor debemos saber que cada ración de “paella señoritos” suma 15 euros y cada ración de “meloso con bogavante” 20 euros, mientras los postres están todos en 5,5 euros. El resultado nos da una media de unos 30 euros por comensal incluyendo bebida -sin considerar vino-, servicios de pan y unos cafés.
 
Y para cerrar el relato de nuestra experiencia, decir que también pudimos irnos satisfechos por la atención profesional y en tiempos del personal de sala. No podemos contar otra cosa que un trato correcto y cercano, a pesar del lleno absoluto que mostró el restaurante.

En la variedad está es el gusto, se suele decir. Y los cordobeses podemos afirmar que tenemos la extraordinaria fortuna de contar con una gastronomía con sello propio, que es objeto de devoción para los que nos visitan, con una pujante cocina de autor, plenamente reconocida por público y crítica, pero al mismo tiempo con una oferta gastronómica de calidad que rebasa incluso el ámbito cordobés y andaluz. Casa Pepe Sanchís es ejemplo perfecto de esto último ofreciéndonos la posibilidad de degustar un arroz o una auténtica paella valenciana lo cual es un lujo para nuestra ciudad. Sin duda un lujo para presumir y para afirmar que estamos de suerte en Córdoba.





Y recuerda nuestros canales de información y contacto:
Facebook Sibarita Cordobés
Sibarita Cordobés en Tripadvisor
Sibarita Cordobés en 11870
sibaritacordobes@yahoo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario